lunes, 5 de enero de 2015

Palabras del ayer


El mensaje del Presidente de la república que ofreció para recibir el año el cuatro de enero de 2015 ofrece información sobre la distancia que hay entre el imaginario de quienes dirigen la nación y la realidad.

Si el Presidente cree en su mensaje, si fue sincero, es posible que tenga en mente que con las once reformas que se han hecho en su gestión las condiciones del país hayan cambiado. Es verdad, en su lógica estas reformas aceleran las condiciones para su desarrollo, aunque el desarrollo aquí quiere decir que se produzca más y genere más riqueza. ¿Qué sucederá?

Al menos en el imaginario que promueve el mensaje del presidente la corriente eléctrica, la gasolina y la comunicación serán menos costosas para los hogares y los negocios. Habrá un fuerte impulso para los proyectos de jóvenes emprendedores y se tendrán incentivos fiscales para los productores agrícolas de Chiapas, Guerrero y Oaxaca. Habrá tres zonas económicas que tendrán incentivos en el Istmo de Tehauntepec, en los municipios cercanos al puerto de Lázaro Cárdenas y puerto Chiapas. 

Es curioso que el costo de los alimentos no se considere ni como un logro ni como un reto para la economía del país, que se promueva la idea de un supuesto ahorro en las economías familiares por medio de tarifas telefónicas y no se haga nada con el consumo de alimentos.

Es curioso también que se promuevan incentivos fiscales para las actividades agropecuarias de Chiapas Guerrero y Oaxaca. Sin duda eso podrá traer beneficios al mercado, por supuesto los primeros beneficiados serán los grandes productores, los campesinos comuneros y los pequeños productores necesitarían otro tipo de apoyos.

El país que preocupa entonces parece ser el país de los empresarios, a ellos sí que les ayudan los incentivos fiscales, el ahorro en gasolina para transportar sus productos y tratos preferenciales en zonas tan codiciadas como el Istmo de Tehuantepec.

Los pobres del país están en todo el territorio y casi nunca tienen sus actividades productivas bajo algún régimen fiscal, ni hacen mil llamadas telefónicas. Son los que padecen el impacto de la violencia, los que han sido desplazados, robados y humillados por la mano armada, los que pagan y seguirán pagando los costos altos de los alimentos. Ya sea porque no pueden dejar de comprarlos o porque al dejar de comprarlos sean afectados en su salud.

A ellos seguro se dirigió cuando mencionó su compromiso por combatir la impunidad y la corrupción; a ellos debería haber dicho algo concreto, plausible y sensible para resolver las miles de desapariciones, los feminicidios y a los que hay que dar cuentas del destino de los recursos que supuestamente buscan disminuir la pobreza en un país donde ésta cifra es de las pocas que aumentan en sus cuentas nacionales.

Tal vez convenga hacer un último esfuerzo navideño y pedir a los reyes magos o a quienes sea que aún cumplan deseos que en éste país los políticos dejen de pensar en su beneficio y dejen al menos que la población busque el propio, que los despilfarros de sueldos y prestaciones sean la excepción y no la regla, que se permita la auto organización ciudadana, transparente y ordenada para lograr fines comunes y por último, que la visión del futuro deje de ser la de un territorio gruyere, que en unas décadas terminará agujereado pero que entonces, ni tendrá un sabor más robusto, ni será codiciado por los encantos de su sabor.

IN



martes, 24 de julio de 2012

Derechos de la Juventud



La oportunidad que nos brinda este momento histórico es de gran efervescencia emocional, ha logrado una participación colectiva nacional, cientos de miles, millones, hemos respondido al impulso; sin otro argumento legal, político o intelectual de entrada; de integrarnos en una sola y sonora voz :  “Ya Basta de Subestimarnos Mal Gobierno

Respondiendo a la urgencia de darle prioridad a los problemas actuales del país encuentro que cualquiera que se detecte, sea una problemática social, económica, cultural o educativa. Se deriva de un problema focal mayor. Padecer un gobierno cómplice del narcotráfico. La inestabilidad del país por la inseguridad, el desempleo, la educación pública deplorable, la elevada migración, el aniquilamiento de las culturas indígenas,  persecución a las tradiciones en general, el acoso constante a la juventud, descuidar a los ancianos, promover la proliferación de antros en vez de centros de educación y cultura y demasiados etcéteras. Han culminando en intolerancia, apatía, frustración, indiferencia, temor e indignación generalizada. Nuestra cotidianidad está dependiendo en torno a este monstruo medular llamado narcotráfico, infiltrado en todos los ámbitos sociales, en tal desmedida y con tal impunidad, que ya resulta urgente erradicar.

Debemos actuar con prioridad por la Defensa de la Dignidad Humana, tema que deriva como cascada en acciones de re-educación cívica, ambiental, laboral, recreativa, sanidad y cultural para mejorar  las condiciones de convivencia, fortalecer la calidad de vida desde la reintegración individual hasta la reincorporación y convivencia en el desarrollo social; con oportunidades balanceadas, necesarias por derecho y urgentes para todos los ciudadanos, 
trabajar en acciones que transformen esta grave, indignante e involutiva realidad que para nada puede aceptarse como verdad; pues no es la Verdad que se requiere para Vivir con Dignidad Individual, Social, Equitativa, Prudente y Decente. Desenvolvernos hacia la reconstrucción de los VERDADEROS DERECHOS HUMANOS; necesario revisarlos, retomarlos, hacer valer, difundir  y promover para el CONOCIMIENTO cotidiano de cada individuo, su quehacer y su Ser. 

CARACTERISTICAS
Un narcogobierno solo puede generar profunda indignación por su violencia, enfermedad, intimidación e involución social.

Mantener controlada, enviciada, desviada, atemorizada, violentada, sobajada a la sociedad, son los mejores recursos disponibles de intimidación.

Abducir los valores sociales e individuales, frenando de manera abrupta violenta e intimidante el desarrollo integral, para enriquecer su oscura necesidad de poder insaciable, involutivo, denigrante, perverso; un narcogobierno es en tres palabras; inhumano, corrupto, aberrante.

Unos cuantos acomodados perpetran el desenvolvimiento cultural, económico y social gracias al silencio conformista de la sociedad acallada por alguno de estos motivos: ignorar esta sucia realidad; temer sus alcances; conocerla pero ser indiferente creyendo que se está alejado y no les afectará.

O también, haber padecido de cerca esta aberrante realidad, y la misma fuerza que impulsó a la indignación  aunado al dolor lacerante y a la sangre atropellada por la violencia injusta; se intelectualiza, revierte en denuncia, en alerta, en PROPUESTA…  y sin otra respuesta institucional o social considerable… nos hace sentir debatidos, solos, más desprotegidos, más indignados y hasta perseguidos.

Un narcogobierno autoriza la proliferación de centenares de antros; casinos, bares, puestos de cantinas en calles completas, alrededor y dentro de ferias, parques, estadios deportivos, hasta en los bosques, en lugar de conceder permisos para Escuelas o promover el Arte y la Cultura.
Como escaparate ante esta acción retrograda, el gobierno en un doble discurso;  abre centros de “apoyo a la salud” de “rehabilitación” para personas en depresión o adicciones, a cargo de los mismos narcos, fachada que les produce otra entrada de dinero, “comercializan campañas de prevención a las adicciones” como una burla extra descarada. Tantos desaparecidos, secuestrados, violados, reclutados para sus fines delictivos, muertos,  encarcelados por sacarse la rifa del que iba pasando, refundidos en hospitales psiquiátricos, o desechados a la calle; en todo el país, Latino América y frontera estadounidense; pues entendemos y extendemos la problemática a la población migrante, también sinónimo de vejación.

Al momento se desconoce el total de la población existe en estas condiciones, cuantos serán los que “infra-viven” (el término sobrevivir no creo que alcance) de esta manera. Tampoco se conoce cuantos son realmente los muert@s por la guerra desmedida si se calcula al menos 70mil en un sexenio. Tan solo 922 mujeres en el estado de México durante el último gobierno. El narcogobierno ha rebasado los límites de intimidación, uso y abuso con violencia a la Dignidad Humana. Secuestros, Violaciones, Tráfico de Órganos, Trata de “blanc@s” …

Las drogas han perpetrado las escuelas, abarcando edades cada vez más indefensas… de prepas a secundarias ahora hasta en primarias. Enorme e igual de intolerante es la mafia de pornografía y su “mercado seguro” proliferado en videos ya nada clandestino.

La persecución a la diversidad sexual, por la nefasta intoleRancia, volcado en “estereotipos de circo telenovelero”,  abuso a sus derechos y hasta asesinatos homofóbicos. Crece el porcentaje de trabajadores y trabajadoras sexuales y transexuales.

La cacería humana, indignante recurso solo por “diversión excéntrica”, existe.
Represión violenta a cientos de comunidades, poblaciones completas, donde se posicionan los cárteles para sus operativos  ya nada clandestinos.  O para extraer los recursos naturales, minerales arrasando y violentando culturas completas. Fauna, Flora, Territorios Sagrados, Selvas, Bosques, Mares… les da igual… solo algunos ejemplos claros, Chiapas, Atenco, Cherán, Wirikuta. Que se traduce en zapatistas, purépechas, mazatecos, rarámuris, zapotecos, mixtecos, wixaritáris y su extenso etcétera. Inseguridad y violencia en las carreteras, asaltos y violaciones a autobuses comerciales.

El narcopoder también extorsiona a muchas personas, indistintamente de edad, posición social o género; para reclutarlos en sus grupos de delincuencia, a cambio de drogas, dinero, falso poder o puro “sentido de pertenencia”, haciéndolos más bien “conejillos de indias” pues generalmente son los encarcelados  por narcomenudeo en lugar de coludir a verdaderas cabezas, “capos tan perseguidos y jamás alcanzados”; el gobierno  finge otro “triunfo de escaparate”  “cazando oficialmente a los malos”. Arrasan los famosos “z” que ya proliferan en grupos por su “diferente y exclusivo estilo de masacrar”.

Ya es de conocimiento general la imposibilidad del derecho de recreación a un día de campo o campamento en parques, montañas, playas, bosques… circuló primero como prevención de forma discreta y luego fue denuncia abierta los asaltos por años y en total conocimiento de las autoridades, con armas largas en rutas del Popocatepetl, robando y violando a grupos completos hasta de 30 alpinistas o paseantes. Este solo un ejemplo…. Y sus extensos etcéteras.

Irrupción brutal a la integridad, abuso de autoridad, engaño, perversidad a jóvenes dentro de los centros mal nombrados de “rehabilitación o apoyo social”; dentro de los hospitales psiquiátricos. Muchos terminan en estado de indigencia, robando, prostituyéndose, “ganándose” el rincón menos maloliente en la guerra de la calle. Resultan peor que sobre vivientes, son infra-vivientes. Y ya se ven con impotencia o indiferencia como parte del panorama en cualquier lugar.

Como consecuencia derivada de todo este largo ejemplo de maltrato indignante,  los que “mal viven”,  quedan muy dañados psicológica, física y espiritualmente; otros muchos, miles, terminan muertos o desaparecidos. Y se extiende al territorio Latinoamericano y fronterizo. Aquí hago mención de los tantos migrantes que más que perseguir el famoso “sueño americano” desean salir en grandes núcleos familiares huyendo del país violento.

¿Qué hay del ultraje desmedido por años de las Víctimas de Juárez? Ya nos acostumbramos? Ha pasado de moda?

La característica mayor que detona EL YA BASTA es la información coludida, manipulada, pervertida  e indignante de la TV que salpica todo el tiempo todos estos temas con morbo y complacencia… los incontables “desinformadores” de las noticias, no sólo apoyan la violencia, la ventilan como algo natural e intimidante, para desarticular además del cerebro de los “teveadictos”,  la confianza ciudadana. Promoviendo indiferencia, difundiendo “ideotas” delictivas, intimidando, advirtiendo su modus operandi sin tapujo. INVOLUCIONANDO – PERVIRTIENDO – PISOTEANDO LA DIGNIDAD HUMANA.

Tantos rebeldes, tantos despojados de oportunidades, tantos en situación de calle, tantos trabajadores sexuales incluidos transexuales, tantos migrantes, tantas comunidades en extrema pobreza y hasta en extrema ansiedad de suicidio. Tantos estudiantes traicionados subestimados con educación precaria, pisoteando su brillantez natural, frenando su energía de manera obsoleta. Tantos niños y ancianos sobajados. Tantos y tantos empleados que trabajan para cubrir sus necesidades precarias más que por el gusto de hacerlo. Tantos profesionales decepcionados que abandonan el país como mejor recurso para desarrollarse. Tantos y tantos maestros olvidados en desuso intelectual… tantos y tantos tantos…. ¿Estarán equivocados en su inequidad social? ¿Cuál es su causa, su inconformidad? ¿Cuál su desgarre interno? ¿Cuál es su-la probabilidad de escucharlos, de reintegrarlos con dignidad ocupacional y de existencia? ¿De al menos considerarlos, no más indiferencia o rechazo? ¿Con qué se come la inequidad? ¿Habrá quién rechace el tiempo espacio de ocio sano, recreativo, sustentable, como una nueva opción de empleo y subsistencia digna? ¿Tú tolerarías una semana de indigencia, pobreza, humillación? ¿Sobrevivirías a un secuestro, violación o privación de la libertad de manera impune?

Dos CAUSAS medulares:

NEOLIBERALISMO que es igual a saqueo, abandono al ciudadano, corrupción, desigualdad económica y social.
Ya tan rancia, trillada y excedida, que tiene que pasar de “moda y de modo”

Propuestas

Ante la institucionalidad secuestrada tenemos un campo de batalla irrenunciable, entre la barbarie de la mafia y la organización ciudadana.

-Hacer y generar consciencia, informarnos e informar para ser dueños y constructores de cambio en la política.

-Proponiendo objetivos grandes, para los grandes cambios- e iniciar por nosotros mismos… Nutrir nuestro cuerpo, mente y espíritu con acciones saludables de “consumo en general”; alimento mínimo corporal atención donde y que consumimos, favorecer el mercado local y los productos campesinos;  fomentar hábitos sanos con actividades deportivas, recreativas, artísticas, espirituales que nos hacen socializar en armonía.
- Desechar toda la chatarra informativa, promover el intercambio de saberes; enterarnos y difundir nuestra cultura,  acercarnos a nuestras raíces dejando las actitudes excluyentes, elitistas.

- La palanca para cambiar es desde nuestra propia Identidad.

- Devolver  Patria a los desmantelados, desalentados, desilusionados, destituidos, desarticulados.

- Reconstruir la confianza solidaria a través de restablecer los cambios desde nosotros, individuos y entre ciudadanos.

- Generar redes de investigación y participación formal; asesores,  educadores, creativos, artistas, empresarios de chica y mediana empresa; cualquiera que se sienta afectado o violentado en su derecho de dignidad, para participar en la gestación y difusión de acciones de cambio, de manera inversa a como se vienen dando los problemas; es decir, recuperar nuestra ciudad invadida, con espacios que generen ocupación creativa, lúdica, educativa, recreativa social y cultural; dentro y fuera de casas, lugares públicos, espacios y edificios abandonados, parques, bosques, campo, playas, montañas, cerros, metro, de forma colectiva y permanente.

- Abrir Ludotecas, Espacios Culturales, Parques Recreativos, Plazas Artística, Deportivos, Plazas Verdes con Cosecha Orgánica, instalación de Eco-máquinas, Caravanas Culturales y Artísticas, de Alfabetización, Comedores, Albergues,  incluir Círculos de Sanación, Talleres Autosustentables, Mercados de Trueque, Gratiferias, Cine documental y familiar al aire libre... y lo que más se derive de esto.

- Crear sistemas de esparcimiento saludable educativo artístico y de integración social. Generarlos desde Todos hacia Todos… Incluir a los abuelos, niños, indigentes, comunidades indígenas, migrantes, reintegrarnos de entrada con tolerancia y confianza.


- Se deben volcar las inquietudes en trabajo real por la recuperación de la equidad, confianza y armonía para recuperar la DIGNIDAD HUMANA… por todos y cada uno de los que hemos sido secuestrados de nuestra integridad en este trayecto tan real pero inaceptable… no es por la derecha o por la izquierda, es por la Tierra, es por Méxhico, por las Raíces, por la Cultura, su Bella Diversidad  y sus enormes posibilidades de Evolución.

CONCLUSIONES (parafraseando el documental  http://youtu.be/F9krPu83Dnk)
- La guerra del narco es la guerra contra los ciudadanos.

- México no es de unos  cuanto$,  México es de TOD@S y PARA TOD@S.

- México es dueño y conductor de su propio Destino.

- Para que un pueblo progrese debe producir sus propias condiciones que favorezcan la Paz social , reformas para un cambio VerdadEraMente Saludable, “No más Chatarra” informativa, educativa, artística, cultural,  ambiental y económico.

Todas estas propuestas y las actividades autogestivas que se propongan desde los diferentes grupos se articularán en la Red: Soy el Tejido y Soy el tejedor, Soy el Sueño y Soy el Soñador, de defensa de la dignidad.


domingo, 8 de julio de 2012

Por una agenda ciudadana


A los ciudadanos de México libres,
organizados e independientes,

A los movimientos sociales independientes
que buscan un México mejor

A ti ciudadano,

México conoce desde sus raíces históricas al autoritarismo, viejo enemigo de la democracia participativa y de los derechos ciudadanos. Un autoritarismo que debe ceder su paso a las voluntades populares. Esta voluntad política, ciudadana, es la semilla del cambio. Con ella frenaremos los excesos de la clase política y fraguaremos un México nuevo, participativo e incluyente.
Nuestro enemigo a vencer no es un partido político, ni su representante ante el gobierno federal, ni siquiera son los empresarios, ni los sectores recalcitrantes y añejos de la sociedad renuentes al cambio democrático pacífico. Tampoco son aquellos ciudadanos que apoyan a los políticos del viejo cuño de uno u otro partido político, pues al final del día ellos son nuestros vecinos, nuestros hermanos o amigos, quienes amparados en su derecho a elegir, defienden su forma de pensar y velar por sus intereses.  
Nuestro enemigo son las viejas prácticas corporativas y clientelistas, la represión, la mordaza y la imposición. Es también nuestra enemiga la inequidad social, fruto del modelo económico que en treinta años ha ampliado la enorme brecha en el ingreso de los más ricos y los más pobres. Durante esos treinta años los ciudadanos hemos visto pasiva y marginalmente cómo hacen de este país una arena de lucha libre, en lugar de un espacio que garantice la convivencia y la solidaridad. Son nuestros enemigos también el deterioro del campo y de la calidad de vida de sus habitantes, el entreguismo de nuestros recursos a las empresas extranjeras; la apatía ciudadana y el conformismo, la desinformación provocada por los medios oficialistas y serviles que generan un clima de animadversión entre quienes deberíamos estar unidos para cambiar nuestra realidad. Un enemigo más a vencer es la inseguridad que se apropia de cada centímetro de México y que gana espacios al gobierno Federal en sus propias narices.
Durante más de 70 años vivimos las consecuencias de un régimen autoritario. La historia nos da evidencias: Algunos de nuestros abuelos disfrutaron del crecimiento económico del Cardenismo, del Milagro mexicano, pero también heredamos la represión y el empobrecimiento del campo.
En las últimas décadas hemos visto la transformación política de un país que permite soñar con un gobierno justo y democrático. Hemos visto pasar de largo las filas del autoritarismo y la injusticia sobre miles de hombres, mujeres y niños soportando hambre, golpes y violaciones a sus derechos. La actual apertura democrática, por cuestionable que sea, ha costado vidas y la libertad de muchos. La riqueza de políticos y empresarios que se han beneficiado de las prebendas del gobierno, también se cosechó a base del hambre de un pueblo noble. La riqueza de unos, es el simple reflejo de la desigualdad y la negligencia de muchos gobernantes.
Ganamos espacios ciudadanos, pero los usan los políticos ambiciosos para enriquecerse a nuestro nombre. Vivimos la ilusión del cambio político y nos llevamos el chasco del fraude y la compra de votos, nulo crecimiento y una guerra que mata a los que menos tienen agravando los problemas del país.
Hoy por hoy, la injusticia y la corrupción han manchado de sangre e impunidad la jornada electoral auspiciada por el silencio y la complicidad de medios masivos de comunicación y autoridades electorales, presuntamente avalada por el partido en el poder. ¿Quedaremos una vez más en la historia como los inconformes sin voz, como los marginales que ejercen su democracia solamente por la vía del voto?
Es momento de hacer válidas las exigencias de aquellos que abrieron brecha. Los ferrocarrileros en 1959, los médicos en 1964, los caídos en combate y desparecidos políticos en la guerrilla y la guerra sucia, los estudiantes de 1968 y 1972, los indígenas de Aguas Blancas y Acteal, de los zapatistas en 1994, de los caídos y mujeres violadas en Atenco por aquél que hoy amenaza con ser el próximo presidente de este noble país y por los casi 70 mil muertos por la guerra que combate el crimen organizado; así como los estudiantes que en este año electoral hicieron despertar a una parte del país.
Es necesario enfocar nuestras energías como ciudadanos  a organizar un llamado al diálogo civil organizado que sirva como medio de presión ante el gobierno entrante: nunca más sin los ciudadanos. No podemos dejar que sigan pisoteando nuestros derechos y quedando al margen de las decisiones. Sólo conjuntando ideas, protestas y luchas podremos ser escuchados por aquellos que se empeñan en gobernar como si no existiéramos.
Hoy es urgente generar una agenda ciudadana de gobierno donde se reconozcan nuestros derechos humanos, donde entre las voces de todas y todos podamos hablar un mismo discurso, donde todos podamos ser escuchados por aquellos a quienes legitimamos con nuestro sufragio. Debemos crear acciones que permitan construir un camino donde nadie más caiga ni se arrodille para ser escuchado.
Convocamos a una renovación nacional mediante un pacto. Este pacto enfocado al desarrollo social, educativo, cultural, económico en el que los valores humanos y los derechos sociales deberán borrar de la historia nacional el lucro político y la corrupción.
Como condiciones para establecer este pacto de renovación:



  • 1. Exigimos al Tribunal Federal Electoral la completa transparencia y valoración objetiva de las elecciones para presidente de la República. No debe quedar lugar a dudas. Se debe auditar cada centavo y todas las fuentes fondeadoras y apoyos de los candidatos a la presidencia, para darnos a los ciudadanos la entera certidumbre que requieren los gobernantes para su legitimidad;
  • 2. En caso de irregularidades flagrantes por parte del PRI, exigimos la anulación de las elecciones y la organización de una nueva ronda electoral;
  • 3. Deben dar una atención prioritaria al derecho de impugnación de la elección del candidato de la Izquierda, negarlo sería una flagrante violación a sus derechos y a nuestra dignidad;
  • 4. Los resultados de todas las investigaciones relacionadas con el proceso electoral deben darse a conocer antes del primero de diciembre del presente y,
  • 5. Las sanciones deben ser acatadas por los partidos políticos en el mismo plazo, solo así podremos tener las bases para generar la gobernabilidad que necesita el país

Agenda ciudadana

En la construcción de la Agenda Ciudadana 2013 - 2018 podrán participar ciudadanos comprometidos con el bienestar colectivo, la sociedad civil organizada, instituciones educativas y en general, la población civil.Ésta deberá ser reconocida por las instituciones de gobierno y con lo que en ella se postule llamaremos a cuentas a quienes tienen por encargo administrar NUESTRO BIENESTAR y la RIQUEZA DE NUESTRO PAÍS, para ello ponemos sobre la mesa los siguientes puntos que serán enriquecidos por el trabajo colaborativo:



En materia Electoral


  • 1.   El IFE debe dejar de ser el botín de los partidos políticos, la actual composición del consejo no garantiza la neutralidad de las elecciones. Por ello exigimos, en nuestra calidad de ciudadanos, una real ciudadanización del Instituto Federal Electoral;

  •  a) El consejo general debe componerse por cuatro actores: ciudadanos académicos procedentes de las Universidades, Institutos o Centros de Investigación (públicas y privadas) de calidad moral intachable y apartidistas, propuestos por los ciudadanos y ratificados por la cámara de Diputados,
  • b)  Representantes de la sociedad civil (organizaciones o ciudadanos apartidistas)
  • c)  Representantes de los partidos políticos,
  • d) Representantes del Congreso de la Unión,
  • e)  El Consejero Presidente del IFE deberá ser exclusivamente del primero del segundo grupo.

  • 2.   Exigimos dos rondas electorales. La primera donde todos los candidatos puedan competir en condiciones de equidad, con los presupuestos propios de los partidos y/o simpatizantes, sin dinero de la federación, vigilados por el IFE, auditados por la Secretaría de Hacienda y validados por el TRIFE. Y una segunda ronda para medir la fortaleza de los dos primeros lugares de la primera ronda;

En Materia de Desarrollo Integral (el desarrollo integral abarca el desarrollo social, económico y ambiental sustentable, se da una nueva dimensión a lo social como un eslabón más del equilibrio del ecosistema)



  • 1.    Garantizar el acceso a los programas públicos a todos los ciudadanos, no sólo a aquellos coludidos con los partidos políticos;
  • 2.     Orientar la política pública al empoderamiento diferenciado. Políticas públicas para los sectores con recursos y políticas especiales para los sectores vulnerables, garantizando la mayor cobertura a estos últimos;
  • 3.      Garantizar que con la política pública se impulse el desarrollo sustentable, la conservación de áreas naturales y el respeto por los lugares sagrados de los grupos étnicos;
  • 4.   Fortalecer el programa de Microcréditos de la SEPRONAFIM pero orientar su base de apoyos al desarrollo de las cooperativas de ahorro y crédito, no a SOFOMES y detonar con ello, la creación de micro y pequeñas empresas;
  • 5.       Garantizar la seguridad alimentaria en las comunidades indígenas más apartadas, así como garantizar el abasto de agua;
  • 6.    Rechazar tajantemente la introducción de productos transgénicos que atenten contra las especies nativas y nuestras especies de maíz;
  • 7.       Garantizar el abasto universal al agua de manera sustentable, evitando el concepto de “importación de agua entre cuencas” y fomentando sumideros locales de agua, captación de agua y cosecha de agua ambiental.
  • 8.     Exigimos el desarrollo de políticas públicas para reorganizar al ejido como unidad productiva y el fortalecimiento de la economía campesina

En materia de Derechos Humanos
1.      


  •         Hacer valer los derechos de las personas con discapacidad y promover su empoderamiento
  • 2.     Respetar y hacer valer los derechos de los pueblos originarios, en especial el derecho a la libre autodeterminación y al respeto de su cultura y dignidad.
  • 3.       Garantizar a los ciudadanos el derecho de libre expresión, manifestación y los mecanismos para hacer valer sus demandas
  • 4.      Garantizar la libertad y autodeterminación de los grupos LGBTTTI, facilitar legislaciones que permitan la abolición de la discriminación
  • 5.       Garantizar la libertad de prensa y exigir al gobierno la seguridad de los periodistas
  • 6.     Garantizar la seguridad de tránsito de los migrantes centroamericanos que pisen suelo nacional y mejorar los centros de confinamiento pre-deportación

En materia de educación
1.    


  •   1.      Garantizar una educación que permita a las personas el pleno desarrollo de sus facultades, habilidades y el acceso a la información y el bienestar
  • 2.       Reformar la preparación de los docentes y garantizar su eficacia en todos sus años de servicio
  • 3.       Eliminar el sistema de carrera magisterial que no garantiza la calidad educativa y representa uno de los mayores costos a la SEP
  • 4.     Transformar el contrato colectivo de los trabajadores de la educación para garantizar sus derechos y el derecho de los estudiantes a recibir una educación de calidad
  • 5.       Garantizar prácticas educativas que permitan el desarrollo de habilidades para la vida y la formación de ciudadanos libres, capaces y comprometidos con el desarrollo del país
  • 6.       Garantizar el acceso universal a la educación básica y fomentar el fortalecimiento del esquema de becas equitativo y sin distinción de género
  • 7.       Prohibir cuotas escolares en zonas de alta marginación


En Materia laboral


  • 1.    Garantizar las prestaciones laborales para las nuevas generaciones renovando las instituciones de seguridad social
  • 2.  Llamar a las fuerzas productivas del país para definir estrategias de combate a la pobreza, salarios dignos y la sustentabilidad ambiental
  • 3.   Que el gobierno apoye la generación de cadenas productivas de pequeños y medianos empresarios que reactiven el mercado interno y las economías domesticas
  • 4.    Que el estado provea mecanismo de combate a los monopolios y apoye el fortalecimiento de la mano de obra calificada
  • 5.       Salarios dignos para todos los mexicanos, en especial para los trabajadores del campo y las maquilas
  • 6.     Fomentar la economía social y solidaria como un modelo de desarrollo alternativo al capitalismo rapaz que vivimos en carne propia.
  • 7.    Exigir la formación del Instituto de la Economía Social y Solidaria que, por ley (Ley Reglamentaria del artículo 25 constitucional) debe iniciar funciones inmediatamente.
En materia de medio ambiente


  • 1.      Fortalecer la legislación en materia de servicios ambientales para todas las personas morales
  • 2.      Promover el uso de energías renovables para particulares
  • 3.     Federalizar la generación de energía eléctrica mediante la instalación de plantas renovables.
  • 4.    Instalar en los asentamientos humanos mayores a 5000 habitantes plantas potabilizadoras de agua que reduzcan en un 60% la extracción de los mantos acuíferos.
  • 5.   Reducir el consumo de hidrocarburos mediante el uso de biogás en plantas industriales y ciudades intermedias, la promoción de transporte a base de biocombustibles y el desarrollo tecnológico.
  • 6.    Generar universidades y centros de investigación que tengan como eje la investigación, diseño y promoción de una convivencia equilibrada con el ambiente en todos los campos del conocimiento, primordialmente el derecho, arquitectura, ingenierías, planeación urbana, administración pública, agronomía y en general, las ciencias relacionadas con el campo productivo.
  • 7.     Generalizar las leyes que promueven el tratamiento sustentable de los desechos sólidos en todo el país y verificar su cumplimiento.
  • 8.     Detener la tala inmoderada de los bosques fortaleciendo la legislación al respecto y su cumplimiento.
  • 9.    Fortalecer la producción agrícola con planes de producción regionales (por cuencas y microcuencas) que manejen tecnologías ambientales adecuadas a la recuperación del equilibrio ecológico.
  • 10. Promover, como política pública, la vigilancia ciudadana de la normatividad ambiental y el desarrollo eficiente y transparente de las políticas públicas en la materia. Se propone para ello crear la comisión nacional de derechos ambientales con capacidad de promover ante instancias jurídicas decisiones vinculantes
  • 11.  Fortalecer con presupuesto etiquetado la investigación y el desarrollo de tecnologías ambientales.
  • 12. Generar un plan de desarrollo nacional con metas a mediano y largo plazo que tengan como ejes la erradicación de la pobreza y el desarrollo sustentable.